miércoles, 1 de mayo de 2013

Música en las primeras edades.



La primavera llegó, y con ella las alergias, los resfriados... ¡achís!, como decía, esto es algo que todos conocemos muy bien, pero que para los niños y niñas de las primeras edades es una de las tantas cosas que van descubriendo poco a poco... ¡achús!. 

Aprovechando el proyecto que hemos estado llevando a cabo en la escuela, referido a la primavera, pensé que qué mejor forma de aprender lo que era un estornudo que con una nueva canción, ¡achís!... ui, otra vez. Y claro, como la música es algo que considero parte de mí, no tuve mayor motivación que acordarme de esas caras de entusiasmo que ponen cuando cantamos todos juntos, esas sonrisas y aplausos a cada fin de una canción, y eso de "¡otra, otra, otra!" como si de un grupo de "fans" se tratase. 

La música transmite, entra en sus cuerpos en forma de ritmo, evade, enseña, divierte, une, nos hace reir, relaja, estimula... ¡la música es maravillosa! y en estos primeros años de vida, a través de las canciones infantiles, y sin darnos apenas cuenta, creamos lazos de afecto, estimulamos su capacidad de atencion y concentración. Ellos saben que con una canción podemos alegrar a un amigo cuando está triste o que escuchando una música "tranquilita" podemos relajarnos. 

Me ilusiona muchísimo que los niños se estén aprendiendo mi canción, y que muchos ya la canten espontáneamente o se oiga algún que otro ¡achís! de primavera. Es la primera composición, aunque breve, que he creado con un fin real, y me gustaría compartirla con todos vosotros: 




En los días de primavera

En los días de primavera yo hago así:
¡Achís!
Te entra un cosquilleo y haces tú:
¡Achús!
Si sentimos algo raro y nos pica la nariz,
es que hay un estornudo y suena así:
¡Achís!

Free Ice Cream Red Cursors at www.totallyfreecursors.com